JOVES POETES

dimarts, 30 de novembre de 2010

UNA LEYENDA FAMILIAR

       "Jesús el picante" La historia

Sabéis que todas las leyendas parten de una historia que se va cambiando o modelando segun pasan de boca en boca.
Cuanto más antigua es, más cambios ha sufrido, pero sigue teniendo que ver con la original.
Lo bueno de las leyendas es que no hay que buscarles el porqué, ni pensar que todo sucedió de verdad como se cuenta.
 Esto es lo que me ha pasado a mí y os voy a narrar la versión que me han contado.



La historia sucede en un pueblecito de Albacete llamado Nerpio.
Jesús era un hombre bajito y bastante feo que se ganaba la vida cuidando el "Cortijo de la Juana", una finca en el campo que pertenecía a la familia de don Rafael Tenes.
Un día su vida cambió, cuando un hombre del pueblo se enteró de que Jesús se acostaba con su mujer y planeó vengarse de él dándole muerte.
Jesús se enteró de que lo quería matar, así que cuando  un dia ese hombre apareció con un arma en el cortijo y se abalanzó sobre él, Jesús se adelantó y lo mató en legítima defensa.
Jesús iba a ser ejecutado por haber a sesinado a aquel hombre,  pero su salvación estaba muy cerca, ya que cuando don Rafael, que le estaba agradeciodo por tantos años de trabajo a su servicio, se enteró delespantoso destino que iba a sufrir Jesús, se lo llevó a Benimamet, el pueblo donde residía.
Esta historia me la han contado mietras pisaba el suelo donde un dia un hombre murió asesinado, ya que fue mi bisabuelo quien le salvó la vida a Jesús.
Por ese acto estoy orgullosa de pertenecer a mi familia.
La moraleja es que si eres querido siempre tendrás otra oportunidad en la vida.

Silvia Serrano, 3ºB

dimarts, 9 de novembre de 2010

Trucos y Consejos para crear Historias/ 1º Creación de personajes

Tanto si escribimos un cuento, una novela o planeamos dibujar un comic, una de las partes más importantes será esta: los personajes. A través de ellos (protagonista, antagonista, secundarios...) es como se cuenta la historia, y según el punto de vista desde el que elijamos contar una historia, nos podría resultar completamente distinta.
Son tantas las bases que se pueden utilizar para crear un personaje como las hay para una historia completa; pueden surgir pensando en un color, a partir de una idea que se quiera transmitir o tal vez una determinada manera de afrontar una situación. Algunas personas utilizan fichas (al más puro estilo de los juegos de Rol) para crear a estos seres imprescindibles. Son bastante útiles si se utiliza en una obra gran cantidad de personajes distintos, para no olvidar o mezclar la personalidad de ninguno de ellos.
Además, estas fichas nos ayudan a conseguir que los personajes "anden por sí solos"; si tienen una forma característica de actuar, moverse o hablar, si tienen una personalidad bien definida y diferenciada del resto, habremos matado no dos, sino tres pájaros de un tiro. Nuestro personaje "anda por sí solo", no se "solapa con el resto" y además no tenemos que poner nuestras palabras en su boca ni calentarnos la cabeza preguntándonos cómo reaccionará, pues veremos cómo lo hace él mismo.
Llegados a ese punto escribir su historia o dibujar sus aventuras se convierte en algo inevitablemente divertido y fácil, todo lo que tendremos que hacer será encontrar "el agujero en el papel", forma que usa Stephen King para referirse a la inspiración en ese momento en el que más que escribir, "observamos a través de ese agujero" cómo andan las cosas; el resto del trabajo lo sabrán hacer nuestros personajes por nosotros.
Hay que evitar, como he comentado hace un momento, y es realmente importante a la hora de perfilar nuestros personajes, "que sus personalidades se solapen". Con lo que queremos decir que no queremos que todos los personajes de una obra se comporten, hablen, se muevan de la misma manera; no solo resultaría... bastante cutre, sino también algo siniestro. Hay que contraponer personalidades para crear emoción: junto a una protagonista tímida colocar una amiga lanzada. O con las parejas también:
"Avispado" y "Simplona"
"Chico refinado" y "Chica ruda"
"Impasible" y "Llorica" etc.
O al contrario.
Hojas con fichas como la que encontrarás a continuación son un auxiliar perfecto para el desarrollo de nuestra historia y evitarán que nos contradigamos si olvidamos algún dato sobre nuestros personajes.

Ejemplo de ficha de personaje:


1º Basico:
·Nombre: (en muchos casos es esta la decisión más difícil)
·Edad:
·Género: (Masculino o femenino)
·Profesión:
·Raza y sus características:

2º Parámetros de Combate (en historias en las que hay alguno):
·Habilidades:

3º Descripción del Personaje:
·Descripción física: (ojos, cabello, color de piel, complexión, altura, peso, qué viste...-sobre todo si se trata de una narración-)
·Descripción psicológica:
·Gustos, deseos y fobias: (Esto hace a tu personaje más "humano", le suma realidad)
·Historia: (¿De dónde viene? ¿Qué busca? Puedes y debes dar un trasfondo a tu personaje)

4º Otros
·Mascota:
·Otros datos: (todo lo que puedas decir sobre tu personaje)
·Imagen: (si lo que haces es un comic, aunque tambien se hacen bocetos para narraciones en algunos casos)


Esta es la base; además es importante recordar que nos ayudará a enganchar al lector que el protagonista les sea cercano, agradable... es decir, que les guste, pues si no consigues ganarte su simpatía, será dificil conseguir que lea tu obra hasta el final.
¡Suerte! 


Rocío Pinto, 1º Bach. B

¿Quieres ver la entrada en el blog original?
¡Click en la imagen!